El Colegio

El Colegio Integral Caballito nace a partir de la experiencia recuperada del trabajo en equipos interdisciplinarios dedicados por muchos años a la educación y a la salud. Fue esta formación la que nos permitió llegar a la conclusión de que educación y salud no debían transitar por caminos diferentes sino integrarse desde el inicio mismo del aprendizaje. Bajo estas premisas se fundó en 1993 el primer colegio del país con orientación en Educación para la Salud. 
Educar consiste,  para nosotros,  no sólo en impartir conocimientos sino también en adquirir experiencia, compartir, equivocarse y experimentar. Nuestro modelo de enseñanza propicia un aprendizaje global y significativo. Nuestros alumnos no aprenden mediante acumulación de contenidos, sino estableciendo relaciones cada vez más ricas y variadas.
Hoy, 22 años después, en el corazón de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, seguimos trabajando en un proyecto en el que la Educación y la Salud van de la mano.
La matrícula de 2015 es de 450 alumnos: en el Nivel Inicial suman 140 niños y en el Nivel Primario, que tiene dos secciones por grado con 28 vacantes en cada uno, hay 310 alumnos.
La propuesta educativa del Colegio Integral Caballito es mixta, laica, de jornada completa y bilingüe en inglés; incluye natación, campamentos, talleres deportivos y artísticos como ajedrez, teatro, tenis de mesa, gimnasia aeróbica, patinaje artístico, expresión corporal, cocina, entre otros. Los alumnos también pueden participar de las actividades de huerta orgánica que ofrece la institución en un espacio adecuado para ver crecer tomates, calabazas,  aromáticas y otras plantas.
El Colegio ofrece un proyecto de Educación para la Salud que se desarrolla desde sala de 4 hasta séptimo grado, con una hora de clase semanal a cargo de la Psicóloga Institucional en la que se van desarrollando temas acordes a la edad de los niños.
 Contamos con un espacio de 2000 m2 de planta con tres amplios patios, gimnasio cubierto, galerías semi-cubiertas, espaciosas aulas con luz  natural, ventilación y calefacción, huerta en el colegio, laboratorio de informática, sala de música, sala de plástica, cocina, comedor  y biblioteca. La amplitud del espacio físico que alberga a los chicos favorece el contacto con el sol y la luz, posibilitando el juego motor, tan importante en esa etapa de la vida.
El trabajo se organiza en una Jornada Completa y la permanencia en el Colegio durante el horario del mediodía (12:10 a 13:30)  puede resolverse optando por el comedor (que funciona con personal de la Institución y ofrece menúes balanceados, acordes a las necesidades nutricionales de los niños) o el envío de viandas. Esta última opción es sólo para el Nivel Primario, ya que requiere un grado de autonomía por parte de los niños que los más chiquitos todavía no han desarrollado por completo. Los padres también pueden optar por retirar a sus hijos durante ese horario. Teniendo en cuenta las necesidades de cada familia, ofrecemos un espacio de pre-hora para los alumnos de Jardín, ingresando al mismo horario que en el Nivel Primario.